Javier «Knario» Compiano nos cuenta sobre la composición del nuevo disco de Plan 4, cómo fue la salida de Lechu (bajista) el año pasado y una reflexión sobre la escena del metal latinoamericano.

Knario Plan 4
Knario: «También surgen cosas buenas cuando hay crisis.» Foto: Facebook

¿Qué se siente en este contexto de pandemia sacar un disco como sacaron el año pasado que fue Extra Chaos vol. 2? y ¿Que se siente en este en este sentido no poder tocar en vivo y sacar un disco en términos de los shows que están cancelados?

-El disco uno tenía un show en vivo y tenía también covers que habíamos hecho para los distintas sesiones de cada disco que fueron a distintos tributos. Las características de este fueron iguales pero con mejor calidad. El audio del show en el Teatro Flores por los 15 años con mejor calidad, y lo que tenía aparte eran cuatro temas que quedaron afuera de Lleva tu mente el límite así que en ese sentido era un upgrade con respecto al 1, por más que tenía la misma idea. Después nos vino bien en realidad el material, porque al no poder tocar en vivo está bueno tener material para poder generar algo en el tiempo muerto de la pandemia o sea que nos vino bien en ese sentido.

En mi caso, es mi primer parate desde que empecé a cantar en el 92, más allá 30 años casi, nunca había parado más que desde el año 98 hasta ahora. Hablo por Gonza Espejo también, que tocamos de junto de ese año en Raíz, venimos teniendo un promedio entre 35-40 shows por año desde el 98, es mucho. Y si, se siente de alguna forma parar. Por otra parte yo me lo tomé como un descanso, aprendí a hacer otras cosas, a grabar mejor, estuve avanzado en la composición de los temas nuevos, había cosas para hacer. Me puso a trabajar otras cosas obviamente, así que bueno se está llevando, sí a veces te pones a pensar y es loquísimo esto, parece una película de ciencia ficción realmente, raro. Pero por otra parte yo siempre también pensé que alguna estas cosas podría llegar, y acá estamos. Esperemos que termine, que podamos contarlo y que vuelva todo a la normalidad.

-¿Recordas cuál fue el último show antes de que empiece la cuarentena antes que piense la pandemia? ¿Cómo fue ese último show?

-El último show fue en Paysandú, Uruguay, cerca de la frontera con Entre Ríos, en un festival. Y este año tocamos un poco, llegamos a hacer 4 o 5 shows con protocolo. Recontra responsables desde el principio fuimos nosotros, así que bueno ahora esperando. Pero bueno es así, es una situación de salud pública, no queda otra.

-No te voy a preguntar como transicionaron esta pandemia porque la verdad sabemos que para el ámbito de la cultura, sobre todo para la música en vivo, es una situación muy lamentable y muy triste. Pero te quiero preguntar si como ves la escena del metal en Argentina y en Latinoamérica. Me gustaría saber qué pensás vos que sos un referente del metal.

-Es una pregunta que siempre surge en las en las entrevistas. Yo te voy a ser sincero, siempre hay bandas, siempre hay escena y lo que condiciona es la situación económica. Años mejores, años peores, pero así y todo cuando hay mala situación económica también hay como una ebullición de cultura y de arte, o sea que también surgen cosas buenas cuando hay crisis. Siempre está la necesidad del ser humano de ejecutar instrumentos de hacer música, de un porcentaje de la humanidad, y mientras esté eso siempre va a haber bandas. ¿Qué opinó? Que hay muy buenas bandas, siempre buenas bandas.

-Y en Latinoamérica lo que sucede es que históricamente son muy pocas las bandas que han trascendido a nivel mundial. Nunca estamos cerca ni soñando de lo que es el mercado europeo y norteamericano. Los costos son muy altos para una banda latinoamericana, tratar de entrar al circuito, de viajar. Tenés que tener guita para hacer una apuesta siempre el principio, porque en una primer gira vas a perder. Es muy difícil encarar un proyecto a nivel internacional en Latinoamérica. Pero hay bandas de calidad, siempre hay pero bueno, no hubo otro Sepultura, pero fue algo increíble que sucedió. Siempre hay alguna que fichan, brasileras, casi siempre un fichaje importante de sellos de afuera hay; Nervosa los Krisiun que viven en Europa, estuvo Angra en su momento. Argentinas por ahí el antecedente, entre comillas, es A.N.I.M.A.L. pero bueno tampoco ninguna banda argentina entró de verdad en el circuito.

-Dejame preguntarte también, ya que mencionas A.N.I.M.A.L., recordemos que el año pasado Carajo se separó ¿Qué pensas del recambio que hay en el metal, de las bandas más jóvenes poder rescatar alguna?

-Sí, los chicos de Against no son tan jóvenes pero están creciendo de a poco, Hermanos de Sangre es una muy buena banda, elotro proyecto que tiene Pehuen nuestro guitarrista, muy buena. Hay varias bandas, Seven, Nulo, Descarnado, No Guerra esta ahí siempre también. Hay un montón de bandas, siempre hay, lo repito, vamos a ver qué pasa después de esto, no sé, me parece que va haber ganas de ver shows.

-Por otra parte me deja tranquilo, creo que es una necesidad muy humana el querer ver espectáculos en vivo, no se va a terminar, se a buscar la vuelta. Lo peor que podría pasar, siendo pesimista y conspirativos… gente no paranoica ni chamuyeros han previsto las pandemias a nivel mundial, a mi eso un poco me da miedo, que sea una era de pandemias, que empiece a salir un bicho de estos atrás de otros, siempre me dio miedo. Quizás también esto se frene y sea una anécdota.

Influir
-En Estados Unidos y Australia están volviendo de a poco los shows, sobre todo el palo del metal, del hardcore y la gente puede volver a hacer pogo. Acá todavía nos mantenemos en una circunstancia donde si queremos ir a ver una banda del palo del metal no se siente la misma energía estando sentado.

-Las experiencias que tuvimos con público sentado tampoco fueron malas, no es lo mismo, pero de alguna forma la gente te quiere. Yo particularmente, también hablo por el grupo, nos hemos tomado los protocolos en serio. Yo he hecho sentar gente, no tuvimos ningún descontrol en ningún show, pero dejamos en claro que lo que hay y sí se hacen mal las cosas vamos a parar. Hubo un show de pie que fue en el Club Tucumán de Quilmes que estuvo bueno, el último fué en XLR de San Miguel que estuvo buenísimo, fué todos sentados, la gente estuvo muy bien. No es lo mismo, pero es lo que hay.

En agosto del 2020 «Lechu» Maharbiz dejó Plan 4 luego de diez años.

-Se les fue el bajista (Lechu). ¿Cómo fue la transición?

-Lo invitamos a salir, fué una decisión nuestra. Había desacuerdos que no podíamos arreglar y decidimos que no forme parte del grupo. Pero a nivel personal lo considero un amigo, lo quiero muchísimo y la idea fue también para que no se pudra una amistad, porque si seguía persistiendo iba a haber un malestar que no tenía vuelta atrás. Entonces decimos que no se pudra y tomar la decisión. En su lugar está Juani que tocaba en NUM, muy buen bajista y tiene lo que estábamos buscando, por lo que se hizo el cambio que fue un tema musical principalmente. No estábamos contentos con la performance y bueno, no se pudo arreglar y se cambió. Siempre todo lo que se hizo fue para mejorar, nunca hubo qué que hacer que alguien deje de formar parte del grupo porque era el mejor. La única vez que pasó eso fue con Leandro que por una cuestión profesional, era abogado y no podía congeniar su carrera con la banda eso sí no fue voluntario. Después los otros cambios que hubo fueron por decisión nuestra.

-Me da curiosidad saber qué música estás escuchando últimamente.

-Yo voy escuchando las cosas nuevas del metal que van saliendo, lo que van sacando los sellos tipo Núclear Blast o Century Media, voy viendo todos los ellos internacionales, Napalm Récords. Sigo los sellos del metal históricos, sigo a bandas que me interesan de siempre y voy viendo las novedades y después vuelvo a los clásicos. La verdad que más o menos tengo mi patrón de escuchas siempre así y también lo que hago siempre es escuchar cosas que escuche por ahí poco y que las quiero escuchar con mas atención.

-Dijiste que estaban haciendo música nueva. ¿Nos podes tirar algún adelanto de este disco? ¿Por qué lado van a ir?

-Estamos trabajando sobre bosquejos, algunas son canciones, tienen un principio y un fin sujetos a cambios. Vamos seguir en la veta de Lleva tu mente al límite a nivel sonoro y eso porque fue el disco donde logramos el audio que estábamos buscando hace mucho tiempo. Entonces no creo que el equipo sea muy distinto a eso. La forma de componer es la misma, que básicamente se basa en el triángulo viola-batería-voz. Es pesado el disco, y es mas, hay cosas que son más pesadas de lo que hemos hecho hasta ahora. Yo a nivel vocal estoy probando guturales más graves, que hago en partes pero muy en cuenta gota y ahora quizás estoy probando un poco más voces más tipo death metal. Pero después no va a ser un disco conceptual de 60 minutos, va a ser un disco compacto con canciones redondas, dinámico y que no sea aburrido, siempre el objetivo es ese. Obviamente que tenga cosas nuevas, cosas que no hemos hecho pero te repito no va a tener un tema de 20 minutos.

Buscamos siempre el estribillo, que explote, que las canciones sean pegadizas, que tengan una diferencia entre si. A veces sale mejor, a veces sale peor. En el último disco nos salió muy bien, es el disco con el que quedamos más satisfechos al terminarlo y ahora eso te da seguridad pero a la vez la vara para el próximo es alta. Para muchos fans es el mejor disco, siendo el último creo que con En mil pedazos son los favoritos de los fans.

Periodista y batero de Elevate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *