Tomás Crow adelanta su primer single de lo que será su nuevo álbum SUPERSUPERFICIAL

F.O.M.O nos habla de la filosofía de vida automática que generan los y las influencers de todo el mundo, sacrificando cada pedacito de alma para conseguir la fama instantánea.

LEÉ: Se viene el segundo «Kapanga Night Show»

Son las siglas en inglés de fear of missing out, cuya traducción al español es ¨miedo a perderse algo¨. La expresión describe una nueva forma de ansiedad surgida tras la popularización del móvil y las redes sociales, una necesidad impulsiva de estar conectados.

Tomás nació en Rosario, Argentina. Se crió en el seno de una familia en la que aparecían la música y el arte como sustento emocional y social, por lo que desde muy temprana edad pudo experimentar y abrazarse a instrumentos y melodías.

Ya a los 14 años, se plantaba como músico y formaba su primera banda, donde recordaba los tan escuchados temas de los Beatles y Pink Floyd pero donde empezaban a destilarse y a marinarse nuevos sonidos que en un futuro evolucionarían en un estilo único y propio. A los 16, cuando decidió que el indie-rock no le era suficiente y se embarcó en la tan pujante música electrónica.

Al fin de la adolescencia, decidió subirse a un avión con destino a Londres. 

Allí se abrió paso en el mercado de la producción y del diseño de sonido y comenzó a codearse con figuras como Max Hayes, productor e ingeniero de Oasis, Primal Scream, Massive Attack y Ocean Colour Scene, entre tantos otros. Hayes asombrado por su determinación, convicción y talento, lo adopta como discípulo y lo invita a hacer sus primeras prácticas profesionales en, nada más ni nada menos, que Lynchmob Studios. Por esta razón, para Tomas fue normal empezar a trabajar produciendo para personajes tan reconocidos en la industria como Zak Starkey, quien incluso lo convocó como ingeniero en sonido para una gira por Brasil y con quien generó tal vínculo que lo terminó invitando a pasar Navidad con su padre, el enorme Ringo Starr

Entonces, un día llegó el mensaje: «Tomas, te necesitamos para grabar el próximo disco de Noel Gallagher». Un mes respirando el mismo aire que el alma mater de Oasis, una de las bandas que definió la cultura inglesa de los años 90 y 2000.

Su primer disco solista, Detoxify, es una síntesis de ese futuro que solo él podía consumar. Por momentos se siente la combinación de todas sus influencias: por un lado la reconocida proyección de banda y por otro lado lo electrónico y experimental.

Motivado por la agenda mundial que nos aqueja, expresa su rechazo al exceso de información que nos rodea y controla día a día, y nos convoca a revisar y redefinir concepciones y conceptos que nos quedan chicos y que quedaron obsoletos. Porque si la música y el arte no es un motor para la (r)evolución, ¿qué es? 

Lo que nos dirige a su próximo disco: SuperSuperficial, una clara y finísima denuncia al sistema que nos oprime, nos enferma física y mentalmente y nos arrebata la idea de un mañana mejor.

Este será su 2° proyecto solista y primer disco enfocado en Argentina.

Co-fundador de Lick Show, Redactor Web, Community Manager, Músico, Docente y creador de contenido digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *